instalación de ascensores

¿En qué se diferencian los elevadores eléctricos de los ascensores hidráulicos?

En el caso de ser una empresa o alguien interesado en la instalación de ascensores quizás no sepas por dónde empezar. El mundo de los elevadores está presente en nuestras vidas, pero la mayoría no nos preocupamos de saber que tipos hay, ni su funcionamiento. El básico es el transporte vertical, importando la seguridad, velocidad y calidad de sus materiales. En la actualidad, se pueden diferenciar dos tipos de ascensores que son igual de válidos, dependiendo del uso quieras hacer de ellos. Nos referimos a los ascensores hidráulicos (los más actuales) y a los elevadores eléctricos. A continuación, veremos que los diferencia.

Las diferencias entre ascensores hidráulicos y elevadores eléctricos:

  1. El hecho más diferencial que hay entre los dos es el accionamiento. Los elevadores eléctricos disponen de un motor que se encarga de subir y bajar el ascensor mediante unas guías y carriles fijos. Utiliza un sistema de suspensión formado por una cabina y un contrapeso que equilibra el sistema. Los ascensores hidráulicos, por su parte, disponen de una bomba acoplada a un motor. Cuando el ascensor tiene que subir, dicho motor se acciona a través de una inyección de aceite por medio de un conjunto de válvulas que permite regular la velocidad. No obstante, cuando tiene que bajar, aprovecha la fuerza de la gravedad, por lo que consume menos que el elevador eléctrico.
  2. El tamaño. Por lo general los ascensores hidráulicos son ideales para lugares pequeños, ya que suelen tener menor dimensión. Los elevadores eléctricos, por contra, son ideales para edificios de muchas plantas que tengan mucho tráfico, ya que son más rápidos y son más eficientes cuantas más distancia exista.
  3. El ascensor hidráulico tiene una velocidad más controlada lo que lo hace más cómodo.instalación de ascensores
  4. Los elevadores eléctricos están diseñados para poder hacer más de 10 paradas, en cambio los ascensores hidráulicos no tienen esa capacidad y, por ello, no son ideales para grandes edificios como hospitales o torres de negocios.
  5. En caso de seísmos, los ascensores hidráulicos son más seguros que los elevadores eléctricos, ya que carecen de un sistema de contrapesos.
  6. En caso de fallo, los ascensores hidráulicos utilizan una batería que funcionaría para llegar a la parada más cercana. En cambio, los elevadores eléctricos utilizarían unos acumuladores para la reducción del motor que, a diferencia de la batería de los hidráulicos, tiene un precio elevado.
  7. Los hidráulicos sufren un menor desgaste, lo que los hace más económico que los eléctricos, ya que necesitan de menos gasto en mantenimiento y en reparaciones.
  8. Desde el punto de vista medioambiental, los hidráulicos vuelven a ganar la partida, ya que se ahorra energía a cada bajada del ascensor.

Dependiendo del uso que se vaya a hacer con el ascensor, nos será más útil uno u otro. Hemos visto que el funcionamiento es diferente, que los hidráulicos ahorran más energía, sufren un menor desgaste y son más seguros; por otro lado, los elevadores eléctricos son de mayor tamaño, perfectos para sitios grandes, son más rápidos y tienen una capacidad superior en cuanto a número de plantas a recorrer.

En Disel Studio somos especialistas en la instalación de ascensores

Si estás pensado en instalar algún ascensor en tu edificio, podemos ayudarte en el proceso. Nos ocupamos del asesoramiento, de hacer proyectos, estudios técnicos y de la financiación para el ascensor que mejor se adapte a ti, ya sea un ascensor hidráulico o un elevador eléctrico; de fachada, en el hueco de la escalera… Si quieres más información ¡no dudes en contactarnos!

nosotros te llamamos

Los comentarios están deshabilitados.