accesibilidad con ascensores

¿Cómo ayudan los ascensores a mejorar la accesibilidad?

Actualmente, la mejora de la accesibilidad en ascensores se ha convertido en una prioridad dentro de casi cualquier comunidad de vecinos. Este cambio de tendencia, puede haber venido de la mano del envejecimiento de la población en general, y en especial en el centro de las ciudades, donde las estructuras arquitectónicas impiden el acceso a sus vecinos. Tanto se ha avanzado desde la construcción de aquellos edificios, que se han estandarizado una serie de normas básicas para óptima adaptación, los cuales deben sumarse a esta iniciativa. ¿Quieres saber cuál es?

La Normativa de Calidad UNE-EN 81-70

Esta normativa, que se traduce como Reglas de Seguridad para la Construcción e Instalación de Ascensores de AENOR, establece una serie de reglas que permite conocer con exactitud lo que se debe hacer para la accesibilidad en ascensores o en otro tipo de plataformas. Aquí te damos una serie de pinceladas para que descubras por ti mismo si tu ascensor cumple la normativa, o debe plantearse la posibilidad de hacer reforma:

ASCENSORES NEUMÁTICOS

Los ascensores neumáticos o convencionales, son los que más problemas tienen a la hora de adaptarse a sus usuarios, aun así, se disponen de diferentes técnicas para mejorar su accesibilidad en ascensores convencionales.

ACCESO EN PLANTA

Para poder acceder al ascensor, este debe tener un color diferente con respecto a las paredes adyacentes. El motivo principal radica en que las personas con discapacidad visual puedan detectar dónde está el ascensor. Si lo que queremos es facilitar la entrada, ya sea para personas con dificultad de movilidad como a vecinos que carguen con algún objeto de mucho peso, la entrada al ascensor deberá estar libre de obstáculos en un diámetro de 1,5 metros sin inclinación. A su vez, la separación máxima entre el suelo y el propio ascensor no deberá superar los 2cm en el plano horizontal, y 1cm en el plano vertical.

CABINA

Las puertas deberán de ser correderas y automáticas para que las personas con minusvalía puedan valerse por sí mismas para entrar al ascensor. Las puertas tendrán un tiempo de apertura de 20 segundos como máximo, siendo este un periodo de tiempo más que suficiente para que la persona entre, o aquellos que lleven consigo un objeto de peso elevado depositen la carga sin preocupaciones. A su vez, la cabina constará de un detector de personas para no cerrar las puertas mientras un vecino accede al elevador.

Si hablamos del espacio necesario para el ascensor, este debe de cubrir como mínimo a un usuario en silla de ruedas, es decir, debe de medir 100×125 cm de ancho y fondo respectivamente. Deberá contar además, con un pasamanos para ayudar a aquellos que tengan problemas de movilidad articular a apoyarse. Es más, en aquellos ascensores en los que una persona en silla de ruedas no pueda dar un giro de 360º, será recomendable instalar un espejo para ayudarle a maniobrar.

SEÑALES

El elevador deberá contar con un sistema de señalización visual para indicar en qué planta se ubica el ascensor durante su trayecto, y su sentido de desplazamiento, es decir, si está subiendo o bajando. Incluirá, por supuesto un sistema de iluminación fuera del ángulo de visión para evitar deslumbramientos y un sistema de señalización sonora para indicar la apertura, cierre, parada y sentido de desplazamiento del ascensor.

PLATAFORMAS ELEVADORAS PARA MINUSVÁLIDOS

En los elevadores verticales para minusválidos, donde resulte imposible la construcción de un foso, es necesario colocar una rampa para facilitar el acceso y esquivar los pequeños escalones que para el discapacitado pueda suponer una dificultad. Como era de esperar, este tipo de elevadores también necesita soportar un peso superior a 225kg, el equivalente a una persona en silla de ruedas con un acompañante. Los botones de accionamiento del elevador deben de ser accesibles tanto dentro como fuera de la plataforma, concretamente se colocarán en las zonas de embarque y desembarque.

SILLAS SALVAESCALERAS

En el caso de las sillas salvaescaleras, deben de estar equipadas con elementos de seguridad necesarios como un cinturón de seguridad, y con otros elementos como reposabrazos, respaldo y un asiento giratorio para hacer más fácil la salida en entornos difíciles.

En Disel Studio solucionamos tus problemas de accesibilidad en ascensores

En Disel Studio, la accesibilidad no es un problema, ¡Es nuestra solución! Tenemos todas las herramientas necesarias para mejorar la accesibilidad en ascensores y hacer la vida más fácil a nuestros clientes.

¿Quieres saber más sobre las normas de accesibilidad para reformar tu vivienda? ¡Contacta con Disel Studio, tu empresa de ascensores, para pedir cita sin compromiso!

Los comentarios están deshabilitados.